the GazettE Argentina
Para poder visualizar el foro completo, necesitás ser miembro. Por favor, logueate o registrate.
Si querés formar parte del street team, ser miembro del foro es requisito obligatorio.


° ° ° ° °
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [FF] A moth under the Skin [Completo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Miko-chan
Sexual Disgrace


Femenino
Cantidad de envíos : 660
Edad : 20
Fecha de inscripción : 01/01/2010

MensajeTema: [FF] A moth under the Skin [Completo]   Lun Ene 11, 2010 7:19 pm

A moth under the Skin
Apto: 15+
RR (Renuncia de Responsabilidad): Esta historia es pura ficción. The Gazette pertenece a PSCompany, con quien no tengo ninguna conexión, y las marcas registradas son propiedad de sus respectivos dueños. Ninguna parte de esta historia puede ser reproducida o reutilizada sin autorización.


Capítulo 1: Sueños



Todavía seguía siendo domingo, pero mi madre me llamó antes ya que recibíamos visitas. Seguía dando vueltas sobre la conversación que tuve con ella de que me despertara media hora antes para que pudiera estar lista y arreglada.
Perdón, se me olvidó presentarme; mi nombre es Himeko Kinoshita pero todos me llaman Emi, bueno prefiero que me conozcan más a lo largo de esto.
Mi madre me volvió a llamar desde el piso de abajo entonces me rendí y decidí despertarme. Fui hasta el baño para lavarme los dientes y arreglarme un poco. Todavía me costaba abrir los ojos, miré el pequeño reloj que había en el estante del espejo y eran las 8:00 a.m. y mis tíos vendrían a las 9:00 pero en mi familia nos apetece recibir a las visitas con una bienvenida especial. Fue entonces cuando me di cuenta que mi vestido estaba para lavar, me molestó ya que me habían regalado zapatos nuevos que combinaban con él. Era azul con pequeñas flores en un tono mas claro, y mis zapatos eran más o menos del tono más claro que el de las flores. Pero bien, no hablemos de eso.
Tomé mi cepillo y comencé a peinarme, me hice una coleta y me coloqué un poco de base para maquillaje, no me gusta maquillarme mucho, pero venían mis tíos y me gustaba que me notaran un poco más diferente, entonces me puse un poco de delineador y rubor y me fui hasta mi cuarto.
Saqué la camisa blanca que me había comprado con mi hermana la semana pasada, unos jeans desgastados y unos zapatos bajos, y para que quede un poco más formal me coloqué un collar de color rosado pálido con cuentas de diversos tamaños y una flor en el medio de este.

-Emi, ¿ya estás lista?- me preguntó mi madre desde abajo
-Si, em, ya bajo enseguida- le contesté mientras agarraba mi bolso y colocaba unas cosas para que tenga peso, me gustaba llevarlo porque era cómodo y lo podía combinar con todo, no llevaba muchas cosas como mi celular, un block de notas, unos lápices por si acaso, mi cámara –me gustaba mucho sacar fotos, me hacían sentir libre y completamente feliz- y una que otra cosa por ahí.
Bajé las escaleras y me acomodé un poco el pelo.

-Bueno, vamos al aeropuerto antes que se nos haga más tarde- dijo mi padre, al que no le entusiasmaba mucho que digamos la idea que vinieran los hermanos de mi madre a nuestra casa, pero hacía todo lo que podía para que se sintieran bienvenidos.
Dicho esto subimos al auto y fuimos al aeropuerto donde nos encontraríamos con ellos.
Seguía pensando como sería aquel príncipe azul que me esperaba en un rincón del mundo. Lo imagina alto, moreno, ojos cafés, todo un caballero con armadura plateada y ese tipo de cosas.
Llegamos al aeropuerto y bajamos del auto, caminamos hasta la central en donde aterrizarían. Cuando el avión aterrizó ayudamos a mis tíos a bajar su equipaje. Mi tía comenzó a contarnos sobre su viaje a Europa durante el viaje en auto hasta mi casa. Cuando llegamos mi tío sacó una pequeña caja trabajada en plata, era muy hermosa y tenía detalles en la cerradura y una pequeña manija en la parte superior.

-Esto es por tu cumpleaños atrasado- comentó él enseñándome el pequeño cofre a mi dirección, mi tío era de hacer regalos de cumpleaños atrasados pero esta vez se pasó. No sabía cuánto le costó de dinero hasta que me lo dijo- Quiero que guardes todos tus recuerdos en esta caja, y esto también- entonces mi tía sacó de su bolso una pequeña caja plateada con un pequeño moño de papel plata también que hacía juego con todo lo otro- La verdad no nos gusta dar regalos tan atrasados, pero éste es un caso especial. Tu abuela le regaló este collar a tu tía cuando cumplió los 17 años, y ahora queremos que lo tengas vos, ¡Feliz cumpleaños atrasado Emi!- luego soltó una pequeña risa y mi madre me colocó el collar, era realmente hermoso, era una cadena plateada muy bien trabajada con un dije en forma de corazón y una “E” grabada en el medio, agradecí que no tuvieran que cambiar el dije porque seguro que les costaría mucho dinero y no quería que lo cambiaran. Mi madre y yo teníamos la misma inicial, ella estaba bautizada bajo el nombre de Etomi pero a mí me decían Emi desde el momento en que nací asi que me consideré Emi toda mi vida aunque me llamara Himeko.





Al día siguiente me desperté temprano, decidí usar el despertador de mi celular, fui hasta al baño y me arreglé, me cambié, me puse el uniforme y bajé a desayunar, tuve que apurarme un poco ya que hoy tenía que ir al instituto.

-Buenos días- dije a la mitad de la escalera
-Em, Emi- me detuvo mi padre, me senté y estuve mirándolo un segundo hasta que lo dejé seguir- Hoy te llevo en el auto hasta el instituto.
-Bueno, gracias pero no hace falta, voy a ir caminando con Leah e Hitomi.
-Puedo pasarlas a buscar a las tres si querés.
-Enserio papá gracias, pero hoy prefiero ir caminado con las chicas- le dediqué media sonrisa para que no se ponga mal.
-Esta bien si no quiere- dijo mamá que estaba terminando de preparar las tostadas- dejala que se vaya con sus amigas, mañana podrás llevarlas no te alteres tanto por ser el primer día después de sus 2 semanas de vacaciones.
-Sí, tenés razón, bueno mañana será- entonces prosiguió a comer. No sé porque pero no me gustaba ir en auto hasta el instituto, me quedaba a pocas calles de mi casa y podía ir tranquilamente caminando, pero a mi padre se le daba bien por ser tan protector, talvez porque quiera ser más paternal o que se yo pero igual se notaba que lo hacía para quedar más paternal y protector. Ah, y no les había contado sobre Leah e Hitomi, ellas son el significado más puro de la palabra “hermanas de corazón”. Son mis mejores amigas desde que tengo memoria, viven a unas casas de acá y siempre nos vemos un fin de semana cuando no estamos en el instituto o sino cada 3 o 2 días cuando estamos de vacaciones. Ellas eran, son, y serán siempre el apoyo que necesito, no hay forma de describirlas mejor.
Me encontré con ellas en la esquina de la casa de Leah.

-¡Emi!- gritó Hitomi antes que llegara hasta ellas. Leah se dio media vuelta y me saludó frenéticamente con el brazo, al igual que Hitomi. Entonces corrí para saludarlas, les extendí los brazos para poderlas abrazar. Siempre nos saludábamos así era como una terapia o algo parecido.
Entonces emprendimos el viaje hasta el instituto. Estuvimos charlando un rato hasta que nos encontramos con Kyuu y Aoi. Se me olvidó nombrar a la otra parte fundamental de la manada; Kyuu era muy amiga nuestra, siempre nos encontrábamos con ella en el súper o con Aoi, em su novio, se conocieron después de la fiesta de despedida de 3er año en el instituto gracias a la gran bocota de Leah ellos se enamoraron y empezaron a salir pero dentro de todo me puso feliz saber que ellos también se sentían bien juntos, eso me alegraba porque Kyuu no era de mostrar sentimientos, menos a los chicos, era muy reservada y callada. Ella gustaba de Aoi pero él no lo sabía, hasta que se lo dijo Leah, y viceversa.
También estaban Andrew y Natsuki, eran primos, siempre los encontrábamos jugando con los hermanos más chicos de Andrew. Vivían a pocas casas de distancia en la misma cuadra así que se veían de seguido. Andrew por lo general se llevaba bien con Aoi pero a veces sentía como un pequeño odio entre ellos pero en fin, se llevaba bien con todos aunque a veces prefería estar un poco solo, no lo entendía.
Llegamos al fin al instituto, era el típico instituto de clase media; de 3 a 5 pisos, unos cuantos metros de pasto en la entrada, mástiles al frente y atrás, el patio de juegos para los más chiquitos atrás con una caja de arena, juegos etc., un patio para la secundaria y otro para la primaria aparte, 2 laboratorios completos, y una sala de informática de 20 a 25 PC’s. Era lo típico. Habíamos llegado media hora antes que tocara el timbre para entrar a clases. En el frente del instituto había unos bancos de cemento debajo de algunos árboles, uno en forma de medio círculo era el nuestro donde siempre nos sentábamos cuando llegábamos temprano, nos sentamos ahí como siempre y estuvimos charlando un rato.

-Dice qué, van a venir un grupo de chicos nuevos- Comentó Aoi mientras miraba el pasto tomado de la mano de Kyuu.
-¿Cómo que “nuevos”?- Pregunté como casi un acto reflejo sabiendo que es casi imposible conseguir vacante a mitad de año en este instituto.
-Em si, vienen unos ahí dice “qué” sos famosos- destacó la palabra “famosos” y luego soltó una risotada como si le hubiera contado un buen chiste.
-Y si…- inquirió Leah interrumpiendo la risa de Aoi- Y si de verdad son famosos, ¿por qué en “este” instituto? Osea ¿por qué justo en este instituto tienen que venir?- lo pronunció como si le diera asco, aunque yo también reaccionaría así de no ser porque el único que sabe de tema es Aoi.
-Lo dijo como que “supuestamente” son famosos- le atajó Andrew, que estaba seguro que todo era un muy buen chiste, una broma pesada de Aoi.
-¿Son un grupo de chicos o de chicas?- quiso saber Hitomi, me dio risa su pregunta porque siempre buscaba la forma que un chico se fijara en ella, aunque no lo lograba del todo por lo menos lo había intentado y siempre se ganaba una parte del chico para ella.
-Supongo que de chicos, aunque son bastante raros hasta lo que me enteré de lo que me dijo mi primo. Según él hay uno ahí que también le dicen Aoi- le contestó Aoi con una risa entre dientes.

De repente giré la mirada hacia la entrada del instituto para ver si ya era hora de entrar a clases, al lado, en el estacionamiento había un auto negro que parecía una limosina, los vidrios estaban tan polarizados que era casi imposible descifrar quién estaba adentro del vehículo, giré de nuevo la vista hacia abajo mirando mis pies, no quería saber quiénes eran hasta que sea el momento necesario o hasta que el tiempo me lo permitiera. Volví la vista de nuevo hacia el auto negro pero ya no estaba. Rebusqué por todo el complejo en busca de algo desconocido, algo que no estuviera en su lugar determinado. Entonces lo único que vi fue una formación de 5 personas. No tuve más nada que decir que esto:

-¿Son ellos?
-Em creo, sí, son ellos- afirmó Aoi contestando a mi pregunta, los demás giraron la vista hacia donde yo la tenía enfocada. Parpadeé varias veces para poder enfocar mejor mi visión ya que el sol me lo impedía a medias.
Entonces ellos eran los “nombrados” que había mencionado Aoi hace unos cuantos minutos. Caminaban con elegancia, casi parecía que salieron de esas películas de James Bond, iban caminando tan formalmente que parecía un crimen.
El primero de todos, el que dirigía a los de atrás era de estatura media, tenía el pelo súper batido, con puntas rebeldes a los costados, era moreno aunque su piel tan blanca hacía un perfecto contraste con el estilo de peinado que traía. Estaba semi-maquillado, aunque su cara de bebé hacía que el maquillaje pareciera natural, tenía sombra negra arriba, con una punta al término. Llevaba lo que parecía un traje carísimo, si se vestía así, con ese dinero me compraba como 4 pares de zapatos de primera calidad, o talvez más. Su rostro era perfecto, aunque con rasgos muy orientales, era sumamente perfecto.
El segundo era alto, un poco parecido al primero, también tenía esa belleza extraña, también era moreno aunque tenía otro corte de pelo y era mucho más oscuro, más bien era batido arriba con unas puntas que parecían extensiones y unas trenzas a los costados. Tenía una mirada muy penetrante con esos ojos negros, unos labios gruesos que hacían juego con toda su cara, se acomodó un poco el pelo y luego siguió la marcha. Su cuerpo era tan perfecto, como si el mismo Dios lo hubiera tallado, tenía el mismo estilo de vestimenta que el primero solo que un poco más oscura e informal, también estaba maquillado de la misma forma. En una palabra; perfecto.
El tercero era el único rubio de los 5, tenía más o menos casi la misma altura que el anterior. También poseía rasgos orientales aunque una banda de tela cubría su nariz, supuse que era porque se hizo una cirugía y le quedó mal o talvez sea por otra cosa. Su pelo era de un estilo “punk” con unas puntas atrás que se hacían mas largas adelante. Lo que noté era que era rubio teñido, porque las raíces de su pelo eran oscuras. Miró para atrás, rió y luego regresó a su postura inicial. Su belleza era tan perfecta como el de los anteriores, aunque sumamente misteriosa y exótica, también estaba delineado como los otros, aunque éste no tanto. Era incomparable.
El cuarto era de baja estatura. Era de pelo castaño aunque muy hermoso, tenía bastante batido y casi todo el pelo terminaba en puntas hacia arriba. Su cara era totalmente perfecta, sus ojos eran de un color café claros, o eso parecía, no llegaba a ver bien. Talvez todos eran orientales, pero este se destacaba, su maquillaje era muy elaborado y lo hacía parecer más occidental. Su vestimenta era del mismo estilo de los otros, aunque éste llevaba más accesorios. Caminaba con suma elegancia, tanta que no parecía ser un chico normal, más bien de una realeza extraña. Fijó durante un segundo su mirada hacia donde estábamos nosotros pero luego volvió a mirar a adelante.
El quinto, y último era el que más me llamaba la atención de todos, era talvez el más alto del grupo. Su cara tenía ligeramente rasgos femeninos pero aún así era muy perfecto. Había quedado pasmada en su belleza, era como si te estallaran 3 camiones de construcción en plena cara, parpadeé de nuevo para creer que lo que estaba viendo era real. Su pelo era castaño muy bien cuidado y sedoso a la vista. Tenía, como casi todos los otros, un poco batido arriba y algunas mechas terminaban en punta hacia arriba como el anterior pero no tanto, tenía de un lado un poco tapado por la terminación de su corte de pelo, pero se podía notar bien su belleza. La forma que se maquillaba se parecía la del rubio aunque no eran lo mismo. Miró durante un segundo al cielo, y sentí como si lo estuviera llamando Dios, fue tan angelical su mirada que me perdí tratando de descifrar el brillo de sus ojos…

Cuando me di cuenta, todos estaban boquiabiertos por aquella presentación de un grupo de 5 chicos de belleza inexplicable. Hitomi se sintió intimidada, lo pude notar. Andrew, ni siquiera se limitó a emitir algún sonido. Leah, estaba tan asombrada que parecía que sus ojos se estaban por salir de órbitas. Kyuu no tuvo mucho que mirar, porque yo sabía que estaba mal, aunque sea por un segundo, estaba segura que no podía hacer eso. Aoi, lo mismo, sólo se limitó a mirarnos a nosotros y a Kyuu, y a mirar de reojo a los recién llegados. Natsuki quedó tan asombrada como yo. Y yo, bueno ya saben como reaccioné, tuve que esperar medio minuto hasta recomponer mi postura. Mis ojos estaban al borde de lagrimear al ver tan maravilloso espectáculo.

-Si esos son…- fui la única que se animó a hablar- ¿están en nuestro mismo curso o no?
-S-supongo- me contestó Kyuu todavía boquiabierta.
-Pero hay algo que no me quedó claro todavía- dijo Leah- ¿Por qué en nuestro curso? ¿No podía ser el de cuarto o el de quinto? ¿Tenía que ser en nuestro mismo curso al mismo horario y al mismo instituto?
-Pero bueno, seguro que se van a quedar unos semestres, después seguro se van, aparte si son “famosos” como dicen no se van a quedar a cursar todos los años ¿no?
-Pero puede ser
-Bueno, da igual, se queden o no me da lo mismo.
-Si Emi, te da lo mismo.- me dijo con una mirada envenenada, Kyuu quería tener la razón siempre, pero hoy no, ya estaba harta.
Me levanté e Hitomi quiso seguirme, le dije que se quede, necesitaba ir al baño, necesitaba aclararme un poco las cosas pero tenía que ir sola. Cuando llegué me miré durante un minuto al espejo reproduciendo lentamente lo que habia visto hace unos minutos. No era consciente de la hora que era hasta que me di cuenta que estaba atrasada 10 minutos, obviamente tenía que entrar a clases pero no escuché el timbre. Seguí dudando si me quedaba otro minuto más o si de una iba a clases, la primera opción me resultaba saludable para mí pero tenía que ir a clases. Me acomodé un poco el pelo, me puse la mochila al hombro y eché a correr hacia el curso.
Llegué y abrí la puerta, por lo visto ya me estaban esperando.

-Llega bastante temprano señorita- me dijo el profesor mientras acomodaba unos papeles- por favor, siéntese.

Asentí y me encaminé a mi lugar pero noté que estaba ocupado, rebusqué por todo el curso un asiento libre y sólo habia uno al fondo atrás de donde estaban los 5 chicos que había visto en la entrada. Suspiré y caminé hasta ese asiento, me senté y acomodé mis cosas, saqué mi carpeta, mi estuche y disimulé durante toda la hora que estaba prestando atención. Estaba durmiendo hasta que sentí una mano que me sacudía

-Em, despertate- escuché una voz, sonaba algo fuerte pero la ignoré y traté de seguir durmiendo- hola, todavía seguís dormida, hoola - me siguió sacudiendo hasta que me di por vencida y levanté la cabeza. Parpadeé y me arreglé el pelo un poco, cuando me di cuenta, él que me estaba llamando no era ni Andrew, ni Aoi era el chico que habia visto antes. Era él.




PD: es muy choto ;___;
PD2: mas tarde talvez suba el cap 2 Very Happy (si esqe les gusta el fic u.u)
PD3: tengo qe dar créditos adicionales a Stephanie Meyer (Autora, Twilight Saga) XD notese qe me inspiré en la pelicula Crepúsculo XDD y también a el libro Eclipse por inspiraciones futuras (?


~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://peeloffpretence.tumblr.com/
Hinata
People Error


Femenino
Cantidad de envíos : 1160
Edad : 26
Desde : Konoha OwO
Fecha de inscripción : 06/12/2009

MensajeTema: Re: [FF] A moth under the Skin [Completo]   Lun Ene 11, 2010 7:52 pm

ayy me encanto ;___; ojala nos pasara eso no?¿^^ jajaja si me ubiera pasado de seguro q yoro de desesperacion!!! T^T ayyy me encantooo!!

yo voto por el capitulo 2!!! ò.ó!!! encima me dejaste en supensooo xD

jeje yo creo que el que desperto a Emi fue Uruha juju hihi

por faaa hace el 2do capituloooo!!!!^^

esta muy buenooo ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
[FF] A moth under the Skin [Completo]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Hairspray Completo subtitulado en español
» Videos del musical Hairspray(completo)
» [COMPLETO][10/10] Elastik Records
» Dragonforce - Through The Fire And Flames
» Álbum o Gee

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
the GazettE Argentina :: Fan Fiction-
Cambiar a: